• Entrega rápida
  • Amplia gama de productos
  • Entrega discreta

Diagnóstico con pruebas caseras: ¿es posible?

Publicado el 2023-11-21 05:22 por Nordictest
Diagnóstico con pruebas caseras: ¿es posible?

El diagnóstico implica analizar los síntomas y evaluar el estado de salud para luego proponer un plan de tratamiento. Las pruebas caseras pueden ser utilizadas absolutamente para diagnosticar, y pueden ser una parte importante de tu camino hacia una mejor salud.

Sin embargo, hay algunos conceptos que debes aclarar antes de confiar completamente en tus pruebas caseras para cuidar de tu salud. No es como si la prueba hiciera preguntas que son muy relevantes para una prueba de sífilis, herpes, así como amigdalitis y otras enfermedades.

¿Quién puede hacer un diagnóstico?

En general, los diagnósticos son realizados por médicos u odontólogos. Es un proceso extremadamente importante para que tú, como paciente, reciba el tratamiento adecuado para los síntomas que estás experimentando.


Para hacer un diagnóstico, los médicos y otros profesionales de la salud a menudo utilizan pruebas. Esto ayuda a confirmar si está involucrada una bacteria o virus específico. Las pruebas también son importantes para los futuros pacientes, ya que pueden utilizarse para estadísticas y la creación de códigos de diagnóstico que facilitan las consultas futuras y la elección del tratamiento.

Diagnóstico con una prueba casera

Cuando realizas una prueba en casa, puedes determinar si tienes una infección específica en tu cuerpo. Estas pruebas pueden detectar marcadores que sugieren que tienes una enfermedad específica y se pueden realizar con sangre, saliva o orina.

Entonces, en la práctica, puedes obtener un diagnóstico de esta manera. Si notas síntomas que sugieren una enfermedad de transmisión sexual y una prueba en casa muestra un resultado positivo, ya tienes tu diagnóstico. Pero hay algunas cosas que debes considerar antes de decidir auto diagnosticarte de esta manera.

¿De qué tipo de enfermedad estás haciendo la prueba?

Existen enfermedades que se pueden probar de manera muy confiable en casa. Por ejemplo, si tienes diabetes, debes realizar pruebas regulares de tus niveles de azúcar en sangre en casa para monitorear tu salud.


Para las infecciones del tracto urinario, enfermedades de transmisión sexual y el embarazo, también hay pruebas confiables disponibles. Estas pruebas mostrarán claramente si tienes el marcador de la infección o el embarazo.

Al mismo tiempo, existen enfermedades que pueden tener marcadores y síntomas similares. Es importante tener esto en cuenta. Si tienes dudas sobre si realmente tienes la enfermedad que estás probando, es prudente consultar a un médico que tenga experiencia y conocimiento para hacer un diagnóstico preciso.

¿Qué tan confiables son las pruebas caseras?

Una prueba en casa puede ser confiable, pero ¿qué tan precisa es? Depende de la prueba específica que estés utilizando y si sigues las instrucciones correctamente. No se trata solo de cuán sensible es la prueba para detectar los marcadores en tu cuerpo.

También debes considerar:

  • Realizar la prueba correctamente siguiendo las instrucciones. Si algo no está claro, es mejor aclararlo antes de correr riesgos.
  • Realizar la prueba en el momento adecuado. Si lo haces demasiado pronto para una infección específica, es posible que la tengas pero la prueba no la detecte.
  • No esperar demasiado tiempo para obtener los resultados. Una prueba rápida no debe usarse de manera que los resultados se lean mucho después de que realmente ocurrieron. ¡Esto también puede llevar a un resultado falso!

Incluso las mejores pruebas caseras a veces pueden dar resultados incorrectos. Hay muchas razones para esto. Si tienes síntomas y la prueba arroja un resultado negativo, podría deberse obviamente a otra enfermedad. Pero recuerda que la prueba podría no detectar la infección que sospechas.

La prueba casera es una confirmación, no un diagnóstico

Es importante entender que una prueba en casa puede ser una confirmación importante. Pero no te proporcionará un diagnóstico como lo haría un médico u otro profesional de la salud. Ya sea que obtengas un resultado positivo o negativo, es importante dar los pasos siguientes y consultar a un médico.

A veces se requieren pruebas más avanzadas para hacer un diagnóstico. Como se mencionó anteriormente, los síntomas pueden parecerse a otras enfermedades y podría ser necesario realizar una prueba para descartar otras posibilidades. No es una decisión que puedas tomar por ti mismo sin una formación médica adecuada para comprender que podría ser algo diferente.

Cuando las enfermedades no presentan síntomas

Existen enfermedades llamadas asintomáticas, lo que significa que puedes llevar una infección sin ningún síntoma. A veces, las pruebas en casa pueden pasar por alto estas enfermedades por dos razones:

  1. No se realiza una prueba en casa porque no hay síntomas.
  2. La prueba no está calibrada para detectar la infección latente.

Interpretación de los resultados

Por lo tanto, es mejor consultar a un médico u otro profesional de la salud para obtener un diagnóstico preciso. Sin embargo, hay pruebas en las que no es necesario hacerlo. Las pruebas de embarazo son un buen ejemplo.

Si llegas a tu primera ecografía y mencionas que tu menstruación se ha retrasado, y has realizado una prueba de embarazo en casa que dio un resultado positivo, no es necesario realizar más pruebas. Aquí vemos que la prueba podría ser suficiente para un diagnóstico por ti mismo.


Diagnóstico y seguimiento del tratamiento

El diagnóstico es una cosa y el tratamiento es otra. Tu prueba no te dirá qué hacer para sentirte mejor o para apoyar un embarazo saludable. Es importante recordarlo. Cuando consideramos la prueba en casa como parte del camino hacia el tratamiento adecuado, es maravilloso.

Cuando obtengas un resultado positivo, es importante dar el siguiente paso para el tratamiento. Aquí tienes muchas opciones posibles. No todas las enfermedades requieren atención médica y hoy en día existen muchas alternativas. Pueden ser una opción para ti si no estás gravemente enfermo, pero por ejemplo, deseas fortalecer tu sistema inmunológico después de recibir tratamiento con antibióticos para una infección de garganta por estreptococos.