• Entrega rápida
  • Amplia gama de productos
  • Entrega discreta

¿Desaparecerá el herpes con la nueva vacuna contra el herpes?

Publicado el 2024-03-08 16:04 por Nordictest
¿Desaparecerá el herpes con la nueva vacuna contra el herpes?

La respuesta rápida a esta pregunta es, por supuesto, que no podemos esperar que una vacuna elimine por completo una infección. Si miramos otras infecciones tratadas con vacunas, sigue habiendo un riesgo y aún escuchamos sobre nuevos brotes que aparecen en todo el mundo. Si no fuera así, no seguiríamos administrando a los niños las mismas vacunas que recibieron sus padres.

Han pasado algunos años desde que comenzamos a hablar de una nueva vacuna contra el herpes, pero la ola de optimismo que se generó aún continúa en nuestra sociedad. Existe una gran esperanza entre el personal médico, así como entre los pacientes, de que esta vacuna pueda marcar la diferencia.


Es interesante notar que aún no existe una cura para el herpes, a pesar de que muchas personas sufren de ello cada año. Puedes hacerte la prueba del herpes con un kit casero y confirmar la infección, pero luego debes darte cuenta de que no hay medicina. Se trata más bien de manejar los síntomas de manera adecuada y reducir el riesgo de transmitirlo a otros.

Con la llegada de una vacuna contra el herpes, surge la pregunta: ¿Desaparecerá el herpes cuando comencemos a vacunar a quienes no han sido infectados?

¿Qué es la nueva vacuna contra el herpes?

En primer lugar, debemos entender qué es esta nueva vacuna contra el herpes. La vacuna todavía está en desarrollo pero podría representar un avance significativo en la prevención de enfermedades infecciosas. Por lo tanto, podría ser una vacuna no solo contra el herpes, sino también contra varias enfermedades de transmisión sexual.

A diferencia de los tratamientos actuales para el herpes que se centran en los síntomas y en reducir la frecuencia de los brotes, el objetivo de la vacuna es proporcionar inmunidad. Quienes sean vacunados, por lo tanto, no deberían infectarse con la enfermedad y, por lo tanto, no pueden transmitirla.

Si esto funciona, podría significar que el herpes como enfermedad desaparecería cuando las personas sean inmunes. Pero esto es algo que podría llevar mucho tiempo. En parte porque no hay garantía de que la vacuna realmente pueda proporcionar esta inmunidad y en parte porque no se puede vacunar a toda la población en una semana.


Los primeros ensayos clínicos muestran resultados prometedores

Se han realizado numerosos ensayos clínicos con la nueva vacuna contra el herpes y han mostrado resultados prometedores. En las pruebas, se observó que la vacuna estimula la respuesta inmunológica de los participantes. Pero esto no significa que pueda detener la transmisión del herpes.

Los primeros ensayos tampoco han mostrado por cuánto tiempo funciona la vacuna. Este es otro punto clave sobre el que necesitamos encontrar una respuesta para evaluar si la vacuna puede eliminar el herpes en el mundo. Además, se necesitan más pruebas para ver cómo reaccionan al vacuna las personas que ya han sido infectadas con herpes.

Aunque las personas pueden no poder deshacerse de la infección, hay esperanza de que la vacunación pueda reducir la propagación. Un poco como se pensaba con las vacunas contra el COVID-19, que se administraron tanto a aquellos que tenían la enfermedad como a aquellos que no la tenían.

Posibles efectos de la vacunación contra el herpes

Podría cambiar la forma en que trabajamos con tratamientos y medidas preventivas. El efecto principal sería reducir la aparición de nuevas infecciones por herpes. Aquí realmente podemos hablar de un gran avance para la salud pública, considerando cuántas personas están afectadas.

Al garantizar que aquellos que están en riesgo de contraer la infección sean inmunes, la vacuna contra el herpes podría reducir finalmente drásticamente la incidencia del herpes. Pero como se mencionó anteriormente, es algo que llevará tiempo.

Interesantes consecuencias sociales

Otro aspecto importante a considerar es cómo la vacunación podría contribuir a reducir el estigma social asociado con el herpes. Cuando las personas se vuelven inmunes, mirarán la infección de manera diferente. La reducción del estigma podría hacer que sea más fácil para aquellos que están infectados vivir con el herpes. El peso que actualmente se asocia con el diagnóstico podría ser más liviano. Esto también es algo que podría tener efectos positivos en la salud pública.

Desafíos a considerar

Por lo tanto, podemos decir que las perspectivas son positivas y hay muchas esperanzas de que se lance una vacuna contra el herpes funcional en los próximos años. Pero aún hay muchos desafíos. En primer lugar, debemos entender que el desarrollo y la aprobación llevan tiempo. Solo durante una pandemia este proceso se acelera.

Una vez que se lance la vacuna, debe distribuirse adecuadamente con una estrategia inteligente de salud pública. Esto requerirá muchos recursos por parte de la sociedad. Además, llevará tiempo comprender completamente cómo reaccionan las diferentes poblaciones a una nueva vacuna.


El herpes en la boca y el herpes genital son dos variantes diferentes, por lo que la pregunta de si funcionará una vacuna para ambos también debe recibir una respuesta.

¿Desaparecerá el herpes?

La respuesta a esta pregunta no es simple. Incluso si vemos la posibilidad de reducir las nuevas infecciones con una vacuna, puede ser difícil eliminar completamente la infección. Ya sabemos ahora que el virus del herpes es bueno para permanecer latente en el cuerpo para luego reactivarse. Por lo tanto, puede ser difícil eliminarlo por completo.

También se necesitan esfuerzos globales en los que diferentes países colaboren para crear inmunidad de manera efectiva. Pero como se mencionó, las perspectivas son positivas y el desarrollo de la nueva vacuna contra el herpes definitivamente vale la pena seguirlo.


Hasta que haya una vacuna efectiva, sin embargo, debemos seguir con intervenciones responsables, realizando pruebas, tratando y previniendo la propagación de la infección de la misma manera que lo hacemos hoy. Además, podemos seguir trabajando en la información para que más personas comprendan cómo se propaga y contagia este virus.